fbpx

Aumenta la tasa de positividad del COVID-19, especialmente entre los jóvenes de 20 a 29 años

El Departamento de Salud identificó, al menos, 176 casos de COVID-19 en personas que asistieron a los conciertos del cantante Bad Bunny el pasado fin de semana en el estadio Hiram Bithorn en San Juan.

Advertisements

La información, confirmada ayer, miércoles, por la doctora Melissa Marzán, principal oficial de epidemiología de Salud, se junta con la llegada de la variante ómicron a Puerto Rico y el hecho de que la mayoría de las personas vacunadas aún no se ha puesto la dosis de refuerzo.

“Le estamos pidiendo a la población, si usted participó de eventos multitudinarios, si ha estado de viaje recientemente, si ha compartido con un miembro de su familia o un amigo que sabe que es positivo, que vaya a hacerse una prueba de COVID-19″, dijo Marzán.

En declaraciones a la prensa, la epidemióloga reconoció que se ha notado un aumento de casos, particularmente en la población de 20 a 29 años. Ayer, dijo, la positividad estaba en 3.2%. Datos de la Coalición Científica apuntan a que la semana pasada estaba en 2.3%.

El doctor Rafael Irizarry, miembro de la Coalición, también reconoció el alza de contagios en su cuenta de Twitter.

“Ahora mismo en Puerto Rico los casos COVID-19 se están disparando como nunca antes visto. La tasa de positividad brincó de 2% a 5% en una semana. Entre los de 20-29 está sobre 10%. Se han detectado 731 casos (del) martes y aún están entrando datos”, sostuvo.

El doctor Ibrahim Pérez, analista en el tema de salud, también resaltó el aumento en la transmisión del virus.

“La supercontagiosidad del ómicron podría explicar su cercanía a los conciertos (de Bad Bunny). El perfil de los afectados y su rastreo lo revelarán las próximas semanas”, dijo por escrito.

Por lo pronto, Marzán indicó que Puerto Rico continúa en el nivel moderado de transmisión, aunque Salud está pendiente a si la tendencia alcista cambia el panorama.

Advertisements

Insisten en la vacunación

El escenario actual, mientras tanto, es que hasta ayer solo 17.7% de la población o 581,781 personas se habían puesto el “booster” de la vacuna contra el COVID-19.

Ante esta situación, un grupo de expertos explicó, durante una mesa redonda convocada por la Coalición, que contar con dos dosis de la vacuna contra el COVID-19 ya no es suficiente protección para esta enfermedad, si la persona se puso la segunda dosis hace más de seis meses.

Por eso, el grupo abogó para que el gobierno reconsidere exigir el refuerzo a la población aplicable, que implica todo vacunado de 16 años o más.

“La definición de vacunado para ir a un restaurante, al trabajo, a estudiar… tiene que incluir el ‘booster’. Si han pasado seis meses (desde la segunda dosis), no estás vacunado”, resaltó Irizarry.

Al respecto, el gobernador Pedro Pierluisi no descartó acoger la recomendación que hizo la Coalición, el martes, de que se exija el refuerzo para participar de eventos multitudinarios. Aclaró, sin embargo, que, al momento, no contempla exigir el “booster” para participar de la actividad “De Puerto Rico para el Mundo, el 2022 comienza aquí”, que se llevará a cabo este próximo 31 de diciembre en el Distrito de Convenciones, en San Juan, y que marcará el cierre del 2021.

Para este espectáculo, se anticipa una asistencia de hasta 10,000 personas.

“En este momento dado, nos mantenemos vigilantes en cuanto a la transmisión de la variante ómicron por todo Estados Unidos. Si hay algún cambio en el protocolo de Salud, lo anunciaremos, pero al día de hoy lo que se va a pedir es que estén completamente vacunados”, añadió.

Advertisements

Eficacia se pierde

Por su parte, el doctor Wilfredo García Beltrán, investigador del Departamento de Patología del Hospital General de Massachusetts, ofreció ayer una serie datos que muestran cómo la eficacia de esta vacuna se va reduciendo con el tiempo.

“Las personas sin refuerzo tienen poca protección contra el ómicron. La serie primaria (compuesta por las primeras dos dosis de esta vacuna) no es suficiente contra el ómicron”, señaló.

Además, mencionó que ya hay mucha evidencia de que esta variante va a ser la predominante, incluso superando a la delta.

A través de una plataforma que permite neutralizar el virus, dijo, se descubrió que ómicron se comporta completamente diferente, incluso siendo hasta cuatro veces más infecciosa que las variantes que habían sido identificadas previamente.

Advirtió que la infección real de esta variante podría ser mayor ante otras características de infección natural.

El doctor Daniel Colón Ramos, quien dirige la Coalición, también recordó que estudios han demostrado que, aunque las vacunas contra el COVID-19 funcionan para prevenir infecciones, hospitalizaciones y muertes, su eficacia va bajando.

“(Sin el refuerzo) la persona regresa a los niveles que tenía cuando primero se vacunó… El refuerzo es absolutamente necesario”, insistió.

El científico sostuvo que hay una percepción general errónea de que el refuerzo es una dosis extra, no necesaria, cuando la realidad es lo contrario.

El economista Graham Castillo Pagán recordó que la alta tasa de vacunación que se ha logrado con las primeras dos dosis fue lo que permitió la reapertura económica, la movilidad social y el regreso a los lugares de empleo. Por eso, urgió a los patronos a exigir que las personas tengan el refuerzo de la vacuna.

“Es importante tomar en serio los ‘boosters’. Nos van a proteger y son necesarios para la estabilidad económica”, afirmó.

De acuerdo con el doctor Irizarry, el gobierno falló al no insistir en la administración del refuerzo desde hace tres meses, cuando ya se sabía de la urgencia de que la población elevara sus niveles de protección contra esta enfermedad a través de este producto.

“Una solución sería exigirla como definición de un vacunado (contra el COVID-19). Hay que exigir los ‘boosters’ porque, si no, no se lo van a poner”, reiteró.

“No podemos garantizar, con seguridad, poder continuar estos eventos multitudinarios”, dijo.

Advertisements

El infectólogo Lemuel Martínez comentó que, aunque Pfizer y Moderna ya han demostrado su capacidad para reformular la vacuna en tres a cuatro meses, los productos actuales aún dan protección.

Por su parte, a pesar de celebrar que ya se han administrado sobre 5.1 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19 en la isla, la doctora Iris Cardona, principal oficial médico de Salud, reconoció que bajo el panorama actual esto no es suficiente.

Por eso, le hizo un llamado a los que aún no se han vacunado a que lo hagan, a los que no han completado la serie primaria que se pongan la segunda dosis, y a los que necesitan un refuerzo que lo busquen.

Cardona reconoció que la recomendación de la Coalición de que el gobierno intervenga para hacer mandatoria la administración del “booster” está basada en evidencia científica. Dijo, no obstante, que la decisión final recae en el secretario de Salud, Carlos Mellado, y el gobernador.

“Para el ómicron, la serie de vacunación (de dos dosis) no es suficiente. Si no se ha puesto el refuerzo, hágalo hoy o mañana. Hay muchos centros de vacunación”, dijo la funcionaria.

Por su parte, el doctor Luis Nieves Garrastegui urgió a la población a realizarse la prueba diagnóstica del virus a la menor sospecha de contagio.

Lilliam Rodríguez, directora de VOCES, recordó que el viernes se llevará a cabo la VacuTrulla, evento masivo de vacunación contra el COVID-19 en el Centro de Convenciones. Además de las vacunas contra el virus, también harán pruebas diagnósticas y administrarán vacunas contra la influenza, detalló.

“La última vez que se cerró (el país) no teníamos los ‘boosters’. Tenemos la solución (para evitarlo) en las manos”, concluyó Colón Ramos.

Fuente: El Nuevo Día

Leave a Reply

%d bloggers like this: