Los primeros informes sobre la variante ómicron son alentadores, dice el Dr. Anthony Fauci

Advertisements

Aunque ómicron, la nueva variante del SARS-CoV-2, se está extendiendo rápidamente por el mundo, los primeros informes sugieren que puede causar una enfermedad menos grave que la variante delta.

Advertisements

Los médicos de Sudáfrica, donde la variante se está convirtiendo en una variante dominante del coronavirus, han dicho que las tasas de hospitalización aún no han aumentado drásticamente.

“Hasta ahora, no parece que haya un gran grado de gravedad”, dijo el domingo 5 de diciembre el Dr. Anthony Fauci, director del National Institute of Allergy and Infectious Diseases en Estados Unidos, al  Estado de la Unión de CNN.

Dicho esto, los científicos necesitarán más tiempo e información antes de sacar conclusiones definitivas.

“Pero realmente debemos tener cuidado antes de tomar cualquier determinación de que sea menos grave o que realmente no cause ninguna enfermedad grave, comparable a delta”, advirtió el Dr. Fauci.

La administración de Biden está decidiendo si levanta las prohibiciones de viaje que comenzaron la semana pasada y que prohíben la entrada a Estados Unidos desde varios países del sur de África, agregó el Dr. Fauci. Numerosos países han impuesto restricciones de viaje para evitar la propagación de la variante ómicron, que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha llamado “apartheid de viajes”.

“Ojalá podamos levantar esa prohibición en un periodo de tiempo razonable”, dijo el Dr. Fauci. “Todos nos sentimos muy mal por las dificultades que se han impuesto no sólo a Sudáfrica, sino a los demás países africanos”.

Variante ómicron en todo el mundo

La variante ómicron se ha detectado en al menos 50 países de todo el mundo, según un mapa del Times.

Con respecto a la situación de COVID-19, en las últimas 24 horas al 6 de diciembre, en la región de las Américas se informaron 55.073 casos. El 5 de diciembre el Ministerio de Salud de Argentina y el Ministerio de Salud de Chile informaron sus primeros casos de ómicron, respectivamente, en la región ya había sido identificada en Estados Unidos, México, Brasil y Canadá.

Advertisements

Por su parte en Europa en la semana epidemiológica 47 (inicio de diciembre) hay 84.385.671 casos reportados de COVID-19; los cinco países que notificaron la mayoría de los casos son Reino Unido (10.146.915), Rusia (9.604.233), Turquía (8.724.400), Francia (7.589.961) y Alemania (5.799.244).

Referente a omicrón, en Europa a corto plazo, los funcionarios han expresado su preocupación por el aumento en los casos de ómicron en varios países y las inminentes vacaciones, de acuerdo a The New York Times.

El domingo, Reino Unido y Dinamarca confirmaron muchos casos nuevos de ómicron, lo que sugiere que la variante se ha extendido ampliamente. El Reino Unido informó 246 casos, casi el doble del total el viernes. Dinamarca notificó 183 casos, triplicando el total del viernes.

Ambos países son vistos como líderes en secuenciación y pruebas genómicas, informó The New York Times, por lo que están encontrando casos porque están buscando cuidadosamente la nueva variante. Reino Unido ha centrado las pruebas en viajeros internacionales y contactos cercanos de aquellos que han recibido resultados positivos en la prueba de ómicron.

Hasta ahora, los funcionarios británicos le han dicho al público que continúe con sus planes de vacaciones y se apliquen inyecciones de refuerzo.

“Nuestro mensaje es este: disfrute de la Navidad este año. El lanzamiento de la vacuna significa que estamos en condiciones de hacerlo”, dijo Dominic Raab, viceprimer ministro de Gran Bretaña, a la BBC  el domingo.

Aún así, los funcionarios de salud en Dinamarca dijeron que esperan que la variante ómicron se propague localmente a través de la transmisión comunitaria. La variante se ha detectado entre personas que no han viajado o han tenido conexiones con viajeros, informó el Times.

Otros países europeos han impuesto restricciones para frenar la propagación de la variante en los últimos días, informó el diario. Bélgica exige que la gente trabaje desde casa y ordenó que las escuelas cierren una semana antes por Navidad. Italia ha prohibido a las personas no vacunadas participar en algunas actividades de ocio, e Irlanda ha cerrado clubes nocturnos y reuniones restringidas.

Alemania, que se ha mostrado reacia a implementar mandatos sólidos debido a la historia del país con el autoritarismo, ha prohibido a las personas no vacunadas participar en numerosas actividades públicas y planea exigir la vacunación el próximo año.

A medida que se acercan las vacaciones, es probable que los casos sigan aumentando a medida que las personas viajen y se reúnan en grupos.

“Vamos a ver muchos números importantes en el transcurso de las próximas semanas en países de todo el mundo”, dijo al Times Michael Osterholm, Ph. D., director del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas de la University of Minnesota, en Mineápolis, Estados Unidos.

“Y esto no debería ser una sorpresa. Este virus simplemente actúa como un virus respiratorio altamente transmisible”, puntualizó.

Advertisements

Ómicroncomparte genes con el coronavirus del resfriado común

La variante ómicron puede haber recogido el código genético de otro coronavirus que causa el resfriado común en los humanos, según un nuevo estudio en preimpresión. El estudio aún no ha sido revisado por pares ni publicado en una revista científica.

El material genético compartido podría significar que ómicron es más transmisible pero causa una enfermedad menos grave que otras variantes del coronavirus, escribieron los autores del estudio.

Investigadores de Nference, una empresa con sede en Massachusetts que analiza información biomédica, secuenciaron ómicron y encontraron un fragmento de código genético que se encuentra en el coronavirus HCoV-229E, que puede causar el resfriado común. Este fragmento no se ha detectado en otras variantes nuevas del coronavirus hasta ahora, dijeron los autores.

“En virtud de que ómicron adoptó esta inserción… esencialmente está tomando una hoja de la página de los coronavirus estacionales, lo que explica cómo vive y se transmite de manera más eficiente con los seres humanos”, dijo Venky Soundararajan, Ph. D., uno de los autores del estudio e un ingeniero biológico a The Washington Post.

Los investigadores han descubierto que el SARS-CoV-2, que causa la enfermedad conocida como COVID-19, puede infectar a personas que también han contraído otros coronavirus, informó el periódico. Las células de los pulmones y el tracto gastrointestinal pueden contener ambos virus, lo que podría permitir que uno compartiera material genético con el otro, agregó.

A medida que un virus evoluciona para volverse más transmisible, generalmente “pierde” los rasgos que causan una enfermedad grave, dijo Soundararajan. Pero al mismo tiempo, los científicos necesitan más datos para analizar la variante ómicron y saber con certeza qué esperar en los próximos meses, concluyó.

Para más contenido siga a Medscape en FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Leave a Reply Cancel reply